Acondicionador de suelos: todo lo que necesita saber para un jardín saludable

Si desea tener plantas sanas y fuertes que produzcan frutas y verduras de calidad, es probable que tenga que acondicionar su suelo. Pocos de nosotros tenemos naturalmente la tierra ideal para nuestras plantas. Se necesita dedicación, trabajo y un buen acondicionador de suelo para llegar allí.

Cuando me mudé a mi propiedad rural por primera vez, estaba seguro de que podría cultivar cualquier cosa y todo con facilidad. Estaba rodeado de jardineros profesionales que tenían acres y acres de exuberantes vegetales verdes. Mis primeros intentos fallaron y no fue hasta que aprendí a acondicionar mi suelo que mejoré la calidad de mi planta y rendí diez veces.

Un suelo bien acondicionado no solo mantiene sus plantas en buen estado, sino que también ayuda a mantener a raya a los patógenos transmitidos por el suelo. Algunas personas piensan que acondicionar el suelo es tan simple como agregar un poco de fertilizante, pero son cosas diferentes. Saber cómo acondicionar su suelo, además de alimentarlo, marcará la diferencia para sus plantas.

¿Por qué acondicionar su suelo?

En pocas palabras, el suelo no acondicionado es generalmente cualquier suelo en el que sus plantas no prosperarán. Un suelo pobre puede restringir la absorción de agua y nutrientes, haciendo que sus plantas se vuelvan amarillas y produzcan poco.

El suelo pobre también se puede compactar, lo que evita que las raíces crezcan bien y obtengan nutrientes. Su suelo puede ser demasiado arenoso o carecer de materia orgánica, lo que puede hacer que las plantas se desnutran.

El acondicionador de suelo resuelve estos problemas ajustando la textura de su suelo. Puede mejorar la aireación, la retención de agua y ajustar el pH con el material adecuado.

¿Qué es el acondicionador de suelos?

El acondicionador de suelos es cualquier cosa que mezcle en su suelo para mejorar su estructura. Esto puede incluir cosas como estiércol, compost, turba, moho de hoja, aserrín, paja, yeso o piedra caliza. Los acondicionadores pueden ser orgánicos o artificiales.

El fertilizante no cae bajo la etiqueta del acondicionador del suelo porque no altera la estructura del suelo. Solo agrega nutrientes.

El objetivo de usar acondicionador de suelo es acercar su tierra a una mezcla que es 50% de material orgánico o inorgánico, 25% de aire y 25% de agua. Este es el combo ideal para hacer felices a la mayoría de las plantas.

¿Qué problema de suelo tiene?

El primer paso para determinar qué acondicionador de suelo necesita es determinar su problema. La única forma real de identificar la condición de su suelo es probarlo usted mismo o hacer que lo pruebe profesionalmente. Puede comprar kits de prueba en la mayoría de los centros de jardinería.

Específicamente, desea determinar si su suelo carece de ciertos nutrientes antes de agregar un acondicionador de suelo. Eso es porque muchos acondicionadores alteran los nutrientes de su suelo. Por ejemplo, la piedra caliza agrega calcio y magnesio. Greensand agrega potasio y magnesio. El yeso agrega calcio. Si tiene suelo con alto contenido de calcio, ciertamente no desea agregar más.

También debe determinar qué tipo de suelo tiene. He descubierto que para identificar la mayoría de los tipos, solo es cuestión de excavar unos centímetros y tomar una pequeña cantidad de tierra.

Suelo arcilloso

Forme una pequeña cantidad de tierra y agua en una bola y luego empújela entre los dedos para formar una cinta. Si la cinta alcanza más de dos pulgadas antes de romperse, tiene tierra arcillosa.

Muchas plantas no prosperan en la arcilla porque no drena bien y puede estar tan compactada que las raíces luchan por extenderse. También puede ser un verdadero dolor cavar. Si no te rompe las espinillas o la pala, cavar un hoyo lo suficientemente profundo puede ser una verdadera tarea.

Lo mejor que puede hacer con el suelo arcilloso es agregar tanta materia orgánica como sea posible con la mayor frecuencia posible. El concepto detrás de esto es la materia orgánica más suelta y saludable, menos arcilla tiene que cavar.

Pruebe el compost bien podrido ya que se descompone más lentamente que otras materias orgánicas. El yeso es una de las enmiendas más populares para el suelo arcilloso.

Suelo arenoso

Cuando mezclas suelo arenoso con un poco de agua e intentas formar una bola, se desmoronará. El suelo arenoso no retiene el agua y drena demasiado rápido. Esto significa que las plantas no tienen la oportunidad de absorber los nutrientes que necesitan.

Para remediar esto, puede agregar estiércol bien podrido, pero por sí solo, se lavará rápidamente. Por lo tanto, además del estiércol, agregue recorte de hierba vieja, vermiculita o turba. Todo esto mejorará el cuerpo del suelo. Tenga en cuenta que esto no agregará muchos nutrientes, por lo que una vez que el suelo sea menos arenoso, agregue fertilizante o compost.

Suelo limoso

El suelo limoso tiene partículas más compactas que las arenosas y puede ser jabonoso al tacto. Este suelo está frío y puede encharcarse. Parte del problema con el suelo limoso es que se compacta fácilmente, lo que afecta la aireación.

Use materia vegetal podrida o corteza de pino envejecida molida para acondicionar el suelo limoso. Tengo una trituradora que me molerá la corteza, pero puedes comprarla ya hecha en la mayoría de los centros de jardinería.

Al igual que con el suelo arenoso, debe agregar fertilizante una vez que haya mejorado la condición del suelo.

Suelo turba

La turba a menudo se compacta debido a su alto contenido de agua. Esto puede causar que la base de las plantas se encharque. El otro problema con la turba es que puede secarse en verano.

Por esta razón, no me gusta el suelo con demasiada turba. Un poco hace mucho. La turba es más beneficiosa en el suelo si está bien equilibrada, así que agregue materia orgánica para acondicionar el suelo y algo de cal para equilibrar el pH.

Suelo salino

El suelo salino es común en lugares cálidos y secos. Tiene un alto contenido de sal, que seca las plantas y provoca una absorción deficiente de nutrientes y un retraso en el crecimiento.

Sabrá si el suelo es salino, ya que a menudo tiene una capa blanquecina en la superficie y las plantas jóvenes sufren quemaduras en la punta de la hoja. Use yeso para remediar esto y excavarlo bien. El yeso reemplazará la sal con calcio y sus plantas estarán mucho mejor.

Suelo arcilloso

Si tiene suelo arcilloso, su trabajo básicamente está hecho. El suelo franco es el tipo de suelo ideal, ya que contiene un buen equilibrio de arcilla, arena y limo, y también contiene humus. Los niveles de calcio suelen ser óptimos en suelos arcillosos y los niveles de pH son neutros.

La marga puede contener agua y al mismo tiempo permitir que la drene bien. Las plantas florecen con pocas adiciones requeridas. De hecho, además de agregar un poco de fertilizante a medida que se agota el suelo, rara vez tendrá que meterse con acondicionadores de suelo.

Cómo usar el acondicionador de suelos

La mayoría de los acondicionadores de suelo se deben trabajar en la tierra antes de plantar. Hay algunos acondicionadores, como el compost, que puede agregar a la parte superior del suelo después de que las plantas estén en el suelo.

Al elegir un acondicionador de suelo, asegúrese de comprender qué agregará el acondicionador en particular al suelo para saber si funcionará en su jardín.