Mulching de hojas: una guía rápida para comenzar

La clave para un jardín saludable y productivo es el suelo; desea tener un suelo diverso y lleno de microorganismos. El acolchado de hojas es una forma inteligente de hacer que esto suceda.

Los jardineros orgánicos usan mantillo en láminas para colocar más materiales orgánicos en el jardín, proporcionando más nutrientes para sus plantas.

Si bien lleva algo de tiempo, el acolchado de hojas requiere una cantidad mínima de trabajo, y las recompensas valen más que el esfuerzo. Empecemos.

¿Qué es el acolchado de hojas?

El acolchado de láminas, también llamado compostaje de láminas o jardinería de lasaña, se considera un método pasivo de compostaje. En lugar de compostar en un contenedor o vaso y luego transferir el compost, lo hace en el sitio donde desea enriquecer la tierra.

Aunque no requiere mucho trabajo activo, lleva tiempo. El compost ocurre, pero debes ser paciente para que todo se descomponga. Al final, tendrás tierra enriquecida y una cosecha abundante.

Dónde usar el acolchado de hojas

Los jardineros pueden usar el acolchado de hojas para crear áreas de jardinería nuevas y fértiles. Si desea convertir su césped o espacio cubierto con tierra en un jardín, entonces la colocación de materiales compostables en capas para descomponerse en el lugar hace el trabajo.

Esto se debe a que no solo ayuda a agregar nutrientes a su suelo, sino que también ayuda a suprimir las malas hierbas o el césped.

Al mismo tiempo, puede usarlo para atrapar la humedad en el suelo en áreas que podrían necesitar un poco de ayuda. La humedad es una ventaja cuando se trata de mulching porque reduce la necesidad de riego.

El acolchado de hojas también crea un buen ambiente para las lombrices de tierra en el suelo. A los gusanos les encanta el cartón y el compost. A ellos les gusta masticarlo, eliminando nutrientes adicionales.

También puede usar el acolchado de hojas para preparar un espacio existente para los cultivos del próximo año.

Cuándo comenzar el mulching de hojas

El compost no se construyó en un día, por lo que el compostaje en hojas debe realizarse con meses de anticipación. No deberías poder reconocer ninguno de los materiales que estás usando en tu compost cuando estés listo para plantar.

Dado que la descomposición lleva tiempo, es mejor comenzar el compostaje de hojas en el área en otoño antes de que quiera crecer en esa área. Planifique que demore seis meses o más en descomponerse.

Otra opción es plantar encima del mantillo de la hoja. Puede comenzar su jardín moviendo 2-3 pulgadas de compost o tierra y plantar directamente en el jardín de lasaña. ¡Algunos jardineros juran que este método funciona mejor!

Cuando siembras en el compost de hojas, las raíces crecerán hacia el mantillo y todas las capas de abajo. Eso les permite aprovechar todos esos nutrientes a medida que se descomponen.

Al mismo tiempo, todo continúa pudriéndose, y el proceso de descomposición mantiene las plántulas tiernas y las semillas calientes mientras germinan y se establecen.

Cómo comenzar el mulching de hojas

¡Lo mejor del compostaje de hojas es que es muy simple! Los pasos son más fáciles de lo que piensas.

1. Reúna los materiales correctos

Tiene cierta libertad creativa cuando se trata de qué materiales usa, y la cantidad necesaria dependerá de qué tan grande sea el espacio que desee cubrir. Algunos de esos materiales que puede utilizar son:

  • Cajas de cartón corrugado
  • Periódicos
  • Abono orgánico terminado
  • Materia orgánica
  • Estiércol

Estos son solo algunos ejemplos. Puede reciclar y usar cualquier cosa que tenga a mano o lo que encuentre de forma gratuita que pueda descomponerse. Pídale a sus vecinos que ahorren periódicos o solicite cartón a las tiendas.

Tenga en cuenta que algunas cosas como las telas de algodón tardan en descomponerse. Aún así, no te olvides de las toallas, la ropa o los sacos de arpillera y solo date un tiempo extra.

Otros materiales que es posible que desee utilizar incluyen:

  • Cortes de césped
  • Hojas trituradas
  • Recortes de plantas triturados
  • Granos de café
  • Hojas de té
  • Fardos de paja
  • Serrín

2. Prepare el área

Riegue el área que desea cubrir. También debe cortar las plantas o el césped en el sitio hasta el suelo.

Es importante no eliminar la vegetación en el área porque actúa como alimento para los descomponedores. Sin embargo, debe quitar tocones leñosos o piezas grandes que no se descompongan a tiempo para la primavera.

Use un rastrillo o un tenedor para dividir el área si está compactada o si tiene tierra arcillosa. Balancee la pala de un lado a otro para abrir agujeros en el suelo. Idealmente, no desea voltear el suelo porque interrumpe la ecología natural; solo quieres abrirlo.

3. Modifique el suelo según sea necesario

Este es un momento inteligente para enmendar el suelo y aumentar su fertilidad. Si el suelo es demasiado ácido, puede rociar el área con cal. Puede mejorar el suelo alcalino con azufre o yeso.

4. Ponga los primeros materiales

Coloque una capa delgada de materiales ricos en nitrógeno sobre el área. Pruebe recortes de hierba fresca, compost terminado, sangre o harina de algodón. Al agregar materiales ricos en nitrógeno, puede alentar a las lombrices de tierra, escarabajos y otros invertebrados.

Luego, cubra el área con una capa de periódico. Asegúrese de no utilizar papel brillante y retire las grapas o la cinta. Desea crear una capa que bloquee la luz para sofocar las malezas.

Ahora, agregue una capa de compost terminado o más materiales ricos en nitrógeno sobre la parte superior de los periódicos. Asegúrate de humedecer los materiales a medida que acumulas el mantillo. Puede continuar aplicando capas de hasta varias pulgadas de grosor.

5. Coloque el cartón

Ahora, agregue cartón encima del compost u otros materiales verdes. Antes de colocar el cartón, asegúrese de quitar la cinta, las grapas o el plástico que están adheridos.

Superponga los bordes generosamente y humedezca el cartón a medida que continúa creando las capas. Deberá superponer las piezas de cartón en seis pulgadas para evitar que las malas hierbas salgan a la superficie a través de los huecos. Si eso sucede, se establecerán en el compost.

Moje la capa de cartón una vez que esté en su lugar. Humedézcalo hasta que se vuelva pesado y flácido, lo que garantiza que no se mueva ni se vuele. Además, las capas deben mantenerse húmedas, por lo que esto ayuda.

6. Agregue materiales ricos en carbono

Ahora es el momento de agregar materiales ricos en carbono en una capa de hasta seis pulgadas de profundidad. Puede usar una variedad de artículos de carbono, como paja fresca o sucia, basura estable, desechos de jardín, hojas trituradas, agujas de pino o corteza descascarada.

7. Agua semanal

Finalmente, su mantillo de sábanas debe regarse una vez por semana si no llueve esa semana o si está utilizando mantillo de sábanas durante un momento en que la lluvia es poco común en su área.

6 consejos para el mantillo de hojas

1. Mantenlo simple

Si bien estos pasos pueden parecer un poco complicados, realmente es simple. El compostaje en láminas toma tres capas: cartón, compost y paja. No es necesario que sea más complicado de lo que tiene que ser.

2. No te limites

El compost no es barato, y es posible que deba ser creativo con lo que pone en las capas. Puede ser divertido descubrir qué puede descomponerse para hacer su compost.

Recuerde siempre alternar capas de materiales de nitrógeno (verde) con materiales de color marrón (carbono). Eso es similar a lo que haces en una pila de compost regular.

3. Más carbono que nitrógeno

Debe tener más materiales de carbono que nitrógeno. La relación ideal es 3: 1 de carbono a nitrógeno. Eso significa que necesita tres veces la cantidad de carbono que tiene nitrógeno.

4. Mantenga las capas delgadas

Otro consejo esencial para recordar es mantener sus capas delgadas, haciéndolas como máximo 3 pulgadas. Eso permite que cada capa se rompa más rápido.

Primero debe pensar en triturar los materiales, especialmente las hojas, ya que se unirán, creando una capa gruesa y viscosa que no se descompone rápidamente. También debes rasgar objetos grandes como los tallos de maíz.

5. Cubra si se vuelve demasiado húmedo

Si diluye el compost en hojas y luego llueve, terminará con una pila empapada. Para evitar esto, puede cubrirlo con una lámina de plástico negro que esté ligeramente cargada a los lados.

El uso de plástico negro aumentará la temperatura de la pila y fomentará una descomposición más rápida. También tiene el beneficio de evitar que los nutrientes se agoten cuando llueve.

6. Considere un cultivo de cobertura

A algunos jardineros les gusta usar un cultivo de cobertura o un cultivo de fijación de nitrógeno. Puede agregar las semillas de trébol u otro tipo de cultivo de cobertura a la parte superior del jardín de lasaña. Brotarán rápidamente en el entorno adecuado, y agregar un cultivo de cobertura ayuda a que el material se descomponga más rápido y también fija el nitrógeno en la pila.

Ponga acolchado de láminas para trabajar en su jardín

El acolchado de hojas puede tener muchos nombres, pero todos significan lo mismo: una manera fácil de crear áreas para plantar en su propiedad con compost de nutrientes y poco trabajo. ¡Hazlo simple, coloca los materiales en capas y no olvides el cartón y el periódico!