Cómo mantener a las abejas y otros animales juntos de manera segura

Cuando agregue abejas a su hogar, se preguntará cómo su presencia afectará al resto de sus animales. Tal vez, incluso estés un poco preocupado por cómo reaccionarán tus abejas ante un nuevo cachorro en la granja.

La verdad es que es importante tener en cuenta la seguridad de sus abejas y mascotas. Afortunadamente, todos pueden vivir en armonía si ha creado un espacio seguro con cada animal en mente.

Antes de entrar en detalles sobre cómo mantener una granja segura, es crucial comprender que cualquier animal puede ser alérgico a las picaduras de abejas. Además, múltiples picaduras de abejas pueden potencialmente matar cualquier cosa.

Afortunadamente, proteger a tus mascotas es mucho más fácil de lo que piensas. Siga leyendo para aprender cómo mantener la armonía entre su colmena y sus bichos.

Mantener abejas con perros

Los perros deben ser observados para detectar signos de alergias a las abejas.

Si tienes perros, en algún momento probablemente habrá una interacción entre tus abejas y tus mascotas.

Probablemente has visto perros mordisqueando insectos de vez en cuando. De hecho, te da vergüenza ver a tu cachorro arremeter contra las abejas.

Aquí están las buenas noticias; Cuando un perro es picado por primera vez, no quiere nada más que asegurarse de que también sea el último.

Entonces, cuando su nuevo cachorro atrape su primera abeja, fido aprenderá su lección bastante rápido.

Dicho esto, aquí hay dos ocasiones en que su perro puede estar en peligro de algo más que una simple picadura:

1. Perros atados

Si tiende a mantener a su perro al aire libre en un área confinada, asegúrese de mantenerlo lejos de su colmenar. Mantener a su perro a distancia asegura que un ataque agresivo de abejas no deje a su perro atrapado. Su perro necesita poder escapar de los ataques agresivos en cualquier momento.

2. Perros con alergias a las abejas

Si su perro es alérgico a las abejas, lo cual es posible, tenga mucho cuidado para asegurarse de que no se produzca una picadura accidental.

Puede usar repelentes o aceites esenciales en su perro para evitar que los insectos piquen a su cachorro.

Si bien no es común que los perros sean alérgicos a las abejas, nunca está de más pedirle a su veterinario que haga una prueba. Es mucho mejor saber antes de que ocurra una picadura para que pueda tratar a su perro en consecuencia.

Si una abeja pica a su perro, aplique una compresa fría para reducir el dolor y la hinchazón.

Sin embargo, si sospecha que su perro tiene una reacción alérgica, llévelo al veterinario sin dudarlo.

3. Señales de que su perro tiene una alergia grave a las abejas

  • Hinchazón de la cara, lengua o cuello
  • Respiración dificultosa
  • Choque anafiláctico, desmayo, colapso

Estos síntomas son comunes para la mayoría de los animales con alergias a las abejas. Por lo tanto, siempre esté atento a cualquier persona o cosa que haya sido picada con estas reacciones, y actúe rápido.

Mantener caballos y ganado cerca de las abejas

Los caballos y el ganado se enfrentan a muchos bichos molestos: tábanos, mosquitos, ácaros, mosquitos, y así sucesivamente. Afortunadamente, las abejas tienen muy poco interés en el ganado, sobre todo porque el ganado come todas las cosas buenas de todos modos.

El único momento para preocuparse de que su colmena dañe a su ganado es si se convierten en el objetivo mal dirigido de la agresión de sus abejas.

Por ejemplo, si un oso visita y destruye su colmena, sus abejas pueden no darse cuenta de quién es el verdadero culpable. Si tienes ganado cerca, pueden desquitarse con tu caballo.

Incluso en este escenario, con espacio para correr, tu caballo puede escapar de un ataque. Además de huir, los caballos tienen sus propios mecanismos de defensa: sus colas.

Las colas de ganado actúan como matamoscas, lo que puede disuadir a un pequeño número de plagas a la vez.

Hablar de colas, mantener las colas de su ganado en su estado natural y no atracadas, las ayudará a mantener a raya las plagas.

También puedes evitar preventivamente a los insectos que pican con repelentes que se encuentran en tiendas o cooperativas. Si los productos químicos no son lo suyo, intente usar aceites esenciales para proteger tanto a su ganado como a sus abejas.

Criando pollos con abejas

Las abejas pueden picar a los pollos en sus peines y barbas

Su reacción intestinal puede llevarlo a pensar que las gallinas comerán abejas y que en realidad las disfrutarán. La verdad es que las gallinas tienen muy poco interés en tu apiario. Las gallinas tienen peces mucho más grandes y mejores para freír, como huevos de mosquito y larvas.

Las abejas y los pollos conviven sorprendentemente bien, siempre y cuando los pollos no persigan el oro líquido y el panal dentro de la colmena. Si tus gallinas se ponen un poco nerviosas y sobrepasan sus límites, pueden ser picadas en las partes sin plumas de sus cuerpos.

Aparte de eso, sus pollos no prestan mucha atención a sus abejas, y viceversa.

Cómo mantener seguras a tus abejas

Es maravilloso pensar que es fácil para sus mascotas y ganado aprender a convivir con sus abejas. Y, es cierto, la naturaleza generalmente tiene una forma de resolver el drama inminente entre las especies. Pero, los problemas más importantes surgen cuando las mascotas no pueden escapar de un ataque de abejas.

Por lo tanto, tenga en cuenta los siguientes consejos cuando asimile su colmena a su bullicioso corral:

1. Dele a sus abejas y mascotas mucho espacio

No solo es aconsejable mantener a las abejas lejos de su hogar para proteger a su familia, sino que también reduce la interacción entre las mascotas y las abejas.

Mantener un amplio espacio entre las áreas de su propiedad donde viven sus furbabies y sus abejas, hace que sea más fácil para los perros evitar la colmena. Puede entrenar fácilmente a su perro para que se mantenga alejado de las colmenas zumbidoras si puede establecer límites.

2. No confíes mascotas cerca de las abejas

Lo peor que puede hacer es dejar a los animales confinados expuestos a la posibilidad de un ataque agresivo de abejas. Recuerde, las abejas pueden no saber quién las molestó, y un perro atrapado en una correa es un pato sentado.

Lo mismo ocurre con el ganado y las gallinas. Si tiene espacio limitado, haga todo lo posible para mantener a las abejas en un área con poco tráfico y lejos de sus animales cercados.

Si sus mascotas no pueden escapar de un ataque agresivo, pueden quedar atrapadas en una situación dolorosa.

3. Cerque su colmena en

Si tiene perros, aves de corral o cabras curiosos, la cerca en su colmena puede ser una opción adecuada. Para empezar, no hace daño emplear cercas para mantener seguras a sus abejas y mascotas. Una barrera para evitar que las criaturas curiosas entren en la "zona de peligro" contribuirá en gran medida a mantener a sus mascotas a salvo.

Las abejas generalmente no se vuelven agresivas a menos que sientan que su colmena está siendo amenazada, esto también se aplica a las abejas africanizadas. Entonces, si tu cabra se siente juguetona y rebota en tus colmenas, tu pequeño podría pecarse con picaduras. Un error honesto, pero podría resultar mortal para la cabra u otros transeúntes inocentes.

Su mejor opción para evitar malentendidos es darles a sus abejas algo de espacio. Una vez que las abejas están lejos de la colmena, buscando comida, rara vez se vuelven agresivas. Por lo tanto, coloque un cercado resistente para evitar que las mascotas curiosas vaguen por la propiedad de las abejas: las abejas odian a los intrusos.