Cómo crear un jardín potager: un huerto estéticamente agradable

Cuando comencé a vivir en casa, quería cultivar alimentos lo más rápido que podía. Entonces, instalamos algunas pilas de compost, instalamos cercas, modificamos el suelo, comenzamos un huerto y, en general, hicimos todo lo necesario para producir alimentos a toda prisa.

Sin embargo, nunca quisimos tener una granja. Queríamos crear un santuario a partir de los interminables centros comerciales que parecen estar tragándose ciudades enteras. Intentamos hacer un lugar que no solo fuera autosuficiente sino encantador y encantador.

Después de casi cinco años de planificación y trabajo en este sueño, hemos llegado al punto en que nuestros sistemas de autosuficiencia funcionan bien y tenemos tiempo para concentrarnos en hacer las cosas bellas. Como tal, mi gran proyecto para el otoño y el invierno es adaptar nuestro huerto muy funcional, pero no siempre hermoso, para que se parezca más a una maceta de estilo francés.

Cuando hice mi plan y comencé a implementarlo, aprendí mucho sobre jardinería en macetas que quiero compartir con otros. Si estás interesado en mejorar tu juego y apostar por un buen diseño de jardines y una excelente producción de alimentos, sigue leyendo. ¡Esta publicación es para ti!

¿Qué es un jardín Potager?

Mucha gente piensa en una maceta como un huerto ornamental. Para mí, sin embargo, es tanto un espacio para cultivar tus sentidos, conectarte con la naturaleza y crear arte como para producir vegetales. En otras palabras, un potager es un lugar para cultivar alimentos por el placer de hacerlo y no solo por la autosuficiencia.

Una maceta requiere un poco más de planificación que un huerto típico. También implica más creatividad que sus hileras estándar de verduras. También es posible que se requiera más cuidado ya que las verduras y hierbas que cultivas en una maceta pueden ser un poco más desafiantes que la tarifa estándar de tu jardín.

Cómo comenzar un jardín Potager

Hacer una maceta se trata de llevar tus habilidades de jardinería al siguiente nivel y convertirte no solo en un buen jardinero, sino también en un diseñador, artista y horticultor. Para hacer eso, debes comenzar haciendo un plan potager.

Paso 1: Haz un plan

Al igual que cualquier huerto, los potagers requieren pleno sol, buen drenaje y excelente suelo. En mi caso, estoy modernizando un jardín existente, así que ya sé que es perfecto para un huerto. Sin embargo, si recién está comenzando, asegúrese de pasar algún tiempo eligiendo la ubicación ideal y preparando su suelo.

1. Planifica tus caminos

Con una maceta, desea planificar su jardín para la belleza y no solo para la función. Lo que significa que desea pensar mucho más en sus caminos y crear un sentido de dirección hacia su jardín.

Es posible que desee incluir cosas como hierbas perennes y parches de flores a lo largo de los pasillos. O puede que desee utilizar diseños menos tradicionales, como mezclar camas cuadradas y rectangulares con filas. Además, piense en usar diseños circulares en forma de pastel para obtener aún más interés.

Independientemente del formato que elija, divídalo, hágalo interesante, pero también manténgalo fluido, para que desee pasear por su jardín.

2. Incluir elementos de diseño artístico

Los elementos de diseño artístico son una gran parte de lo que distingue a una maceta de un huerto.

- Agregar estructuras fijas

El uso de detalles de diseño como enrejados, cercas y árboles frutales decorativos para crear una sensación de cerramiento y privacidad hará que su maceta se sienta más como una escapada. Incorporar áreas de jardín de contenedores, una fuente de agua o una hermosa área de descanso también es una buena manera de hacer de su maceta un refugio del agitado mundo exterior.

- Diseño con color vegetal

Organizar por flor, fruta o color de la hoja también son técnicas que se usan a menudo en una maceta. Agrupar todas las plantas de color púrpura como la col rizada roja, la col morada y la coliflor morada en un área y las remolachas de color burdeos, las acelgas y las lechugas de hojas juntas en otra agrega interés visual.

- Haz de tu jardín un lienzo

Juega con alturas de plantas y texturas de hojas para crear escenas de tipo pictórico en tu maceta. Los arbustos y las plantas permanentes agregan elementos de interés a las verduras anuales en constante cambio.

Por ejemplo, la salvia culinaria, la lavanda Munstead y el ajenjo tienen un color plateado similar. Las plantas de ajenjo pueden alcanzar 4-5 pies de altura. La salvia culinaria puede alcanzar unos 2-3 pies de alto y ancho. Munstead es compacto y tiende a alcanzar solo 1 pie de altura.

El ajenjo con su altura y drama se convierte en un telón de fondo. La salvia como planta de nivel medio rompe el espacio. Munstead como su planta fronteriza, con flores púrpuras eléctricas a veces, lo atrae y le da inmediatez. El uso de tres niveles de plantas duplica la sensación de tener un horizonte, como lo encontraría pintado en un lienzo.

La incorporación de agrupaciones de plantas anuales como el ajo de cuello blando que envían escapes justo antes de la cosecha, o eneldo plumoso, entre su salvia puede agregar un toque estacional a sus combinaciones perennes. En climas cálidos, agregar pequeños parches de okra anual o amaranto entre el ajenjo crea una variación sorprendente. Los puestos de arvejas también pueden agregar interés vertical en climas más fríos.

- Thrillers, rellenos y spillers

Incluso en sus camas anuales, usar el viejo adagio "thriller, filler and spiller" puede aumentar los rendimientos y la belleza. Use plantas verticales como el maíz con sus borlas casi de fuegos artificiales como su novela de suspenso. O pruebe una variedad de pimientos altos con sus impresionantes formas y colores. Luego use plantas de hojas grandes como la calabaza de verano o acelgas como relleno.

Opta por verduras de hoja verde resistentes al calor y de bajo crecimiento como tu derrame para llenar el primer plano. La espinaca de Nueva Zelanda es un gran verde de temporada cálida de largo crecimiento que se arrastra y se derrama sobre sus camas. Algunas plantas de batata bien ubicadas, cultivadas para sus verdes en lugar de raíces, también pueden funcionar bien.

- Incluir flores

Ningún potager respetuoso estaría completo sin flores. La borraja, los girasoles, las capuchinas y las maravillas son imprescindibles en una maceta.

3. Añadir autenticidad

Solo voy a decirlo ...

No hay lugar para plantas híbridas en un jardín potager. Los híbridos son excelentes para cultivos de producción porque para eso están diseñados. Sin embargo, un potager se trata de mostrar su habilidad como jardinero y probar cosas nuevas para mantener la jardinería emocionante.

Las semillas de la herencia son historia viva. Pasan a través del tiempo, respondiendo a los diversos entornos en los que están plantados, y se ven alterados por su entorno. Plantar semillas que son anteriores a la agricultura industrial lo conectan con un pasado auténtico basado en algo más que ganancias y productividad.

- Celebra la historia de la herencia

Sin embargo, no creo que sea suficiente comprar semillas de reliquia. Creo que también necesita aprender sobre la historia de sus plantas y ser apasionado por preservar su orgullosa herencia.

Cuando planifique sus plantaciones, profundice en los detalles sobre dónde se descubrieron esas semillas, cómo se llevaron a su país y qué las hace únicas. Cuando coloque sus etiquetas en su jardín, no solo diga “guisantes”, diga “Carouby De Maussane Snow Pea”. Entonces, sepa que esta semilla proviene del sur de Francia en Maussane y que data del siglo XIX.

- Abrace la diversidad cultural

Las semillas también son una celebración de la diversidad cultural. La transferencia de semillas de cultivo a cultivo es la globalización en su mejor momento histórico.

El maíz proviene de México y tiene una historia de 7000 años. Los celtas cultivaron la col por primera vez en 1000 a. Las ensaladas, como las verduras cortadas cubiertas con aderezo, nos llegan a través de los romanos y los antiguos griegos.

Podrías llevar tu maceta a plantar en una gira mundial. Planifique sus camas por país o región de origen. O haga un reloj de jardín alrededor del mundo lleno de los comestibles más emocionantes de todo el planeta.

Tenga en cuenta; diferentes regiones tienen climas diferentes. Entonces, aunque es fantástico querer cultivar reliquias siberianas, es posible que no funcionen tan bien en un cálido jardín de verano. Aún así, algunas variedades, como la col rizada siberiana enana, podrían funcionar bien si se inician a principios de primavera o finales de verano.

- Usa antigüedades

Otra forma de agregar autenticidad histórica a su maceta es usar artículos antiguos para la decoración. Las carretillas, palas, ladrillos y otros artículos decorativos recuperados pueden darle un nuevo encanto al jardín del viejo mundo.

Alternativamente, la restauración y la jardinería con herramientas antiguas pueden hacer que trabajar en el jardín parezca viajar a tiempos más tranquilos. ¡Con algunos buenos hallazgos en el mercado de pulgas, puede tener su propia máquina del tiempo para jardinería potager!

4. Vaya exótico

Un potager debe tener algunas cosas que no puede obtener en su supermercado local o que cuesta una fortuna comprar. Ya sea que se trate de pimientos de Gochu que agreguen estilo a todos sus platos de cocina asiática, hojas de cardo que le den un toque a sus pepinillos y pizzazz a su plato, o estambres de flores de azafrán para condimentar su tallo: ¡agregar exóticos es imprescindible!

En climas fríos, también vale la pena cultivar algunos comestibles marginales en macetas que transportes al interior para el invierno. Un árbol de limón o lima Meyer puede hacer que una maceta norteña explote con un color tropical. En climas cálidos, comenzar las semillas en el interior y trasplantar plantas maduras de clima frío temprano puede agregar emoción temprana a un jardín mayormente cálido.

Paso 2: Diseñe su diseño

Una vez que tenga su plan en papel, el siguiente paso es ponerlo en marcha en el suelo. Soy un gran defensor de hacer una maqueta de tamaño real donde planeas cavar, incluso antes de comenzar a construir. Serpentinas de cumpleaños, cintas de precaución o cuerdas de embalar más un puñado de estacas o postes de jardín se pueden usar para hacer su maqueta.

- Pruébalo

En mi primer jardín, no hice una maqueta. Como resultado, hice algunos de mis caminos demasiado estrechos para que mi carretilla pudiera caber. Eso significaba que tenía que usar cubos para incorporar todas mis enmiendas del suelo como el compost.

Si hubiera hecho una maqueta, me habría dado cuenta de que tener caminos de menos de 2 pies hace que sea más complicado entrar y salir con herramientas manuales y enmiendas al suelo. Caminar por un espacio, los planes en la mano son una parte esencial de ser un diseñador en lugar de solo alguien que cultiva jardines.

Si planea usar detalles decorativos como un cenador sobre un camino, conecte escaleras o postes de bambú para ayudarlo a visualizar sus elementos de diseño más grandes. Usa tu azada para dibujar círculos donde estarán las raíces de tus plantas perennes para que sepas si les has dado suficiente espacio para cuando alcancen su tamaño maduro.

- Anticípese a los desafíos

Piensa en los patrones de sol y sombra. Asegúrese de no haber planeado plantas o estructuras altas que proyecten sombra sobre las plantas que no toleran la sombra.

Imagina que las lluvias más intensas fluyen por tus caminos. Considere el viento que corona la colina detrás de su nueva área de jardín. ¿Cómo se ajusta su diseño a sus condiciones en el terreno?

Cuanto más real sea tu maqueta, mejor será el resultado cuando comiences tu maceta. Ahora es el momento de hacer correcciones, antes de poner su cerca de piquete y proyectar sombras de producción dudosa sobre su espinaca Malabar llena de sol.

Paso 3: trabaja tu plan

Ahora que tiene un plan de trabajo, solo necesita ponerlo en marcha. Sea organizado en cómo implementa su plan. Cualquier cosa que deba instalarse bajo tierra, como mejoras de plomería, electricidad o drenaje (si eso es parte de su plan) debe ser lo primero. Luego, trabaje de la manera que le parezca más lógica.

- Orden lógico

Para un nuevo jardín, me gusta preparar mis camas y colocar elementos decorativos grandes antes de instalar mi cerca. De esa manera, no tengo que abrir y cerrar puertas ni navegar por impedimentos. Una vez que tenga mis camas en su lugar, agregaré la cerca antes de comenzar a plantar para poder proteger las plantas de las plagas del jardín (como mis propios pollos).

- Necesidades especiales de suelo

Para una maceta, puede tener diferentes necesidades de suelo para los diferentes tipos de plantas que elija incluir. Es posible que sus hierbas mediterráneas necesiten un mejor drenaje y un suelo más rocoso que sus camas de tubérculos. Por lo tanto, como parte de su plan de trabajo, asegúrese de preparar su suelo para lo que plantará en cada lugar.

- Comience las plántulas temprano

Además, si planea propagar sus propias plantas, comience sus semillas, coloque en capas sus plantas existentes o arraigue sus esquejes lo antes posible. De esa manera, estará listo para llenar su jardín de macetas cuando llegue la primavera.

Paso 4: Mantenga su Potager

Debido a que una maceta es un huerto decorativo, por más productivo que sea, el verdadero desafío se presenta cuando hay que mantenerlo.

- Prepárate para la planta de sucesión

Para las verduras que cosecha enteras como cabezas de repollo, puede reemplazarlas con algo completamente diferente. Tener sus trasplantes listos para colocarlos en sus camas al momento de la cosecha evitará que los espacios se vean desnudos.

En el caso de las verduras que cosecha continuamente como lechuga, es fundamental mantenerse al día con la cosecha y el inicio de las semillas. La siembra excesiva para rellenar parches desnudos garantiza que las áreas se llenen rápidamente. Delgado un poco más tarde de lo que lo haría en un jardín tradicional.

Cosechar solo lo que necesita, cuando lo necesita, y trasplantar o sembrar a medida que avanza evita que las camas estén vacías. Por ejemplo, en lugar de recoger todas las remolachas a la vez, primero retire las remolachas grandes y coloque los trasplantes en su lugar. Luego, a medida que esos trasplantes aumentan de tamaño, cosecha el resto de tus remolachas.

- Mantenerlo cubierto

El suelo cubierto de compost o paja es más atractivo estéticamente que la tierra desnuda. Tener un suministro listo de estos artículos a mano para cubrir las semillas y mantener la fertilidad también hará que su jardín sea más atractivo durante la siembra.

El uso de campanas decorativas sobre plantas espaciadas anchas o marcos bastante fríos también puede hacer que las camas de su jardín sean interesantes incluso antes de que germinen las semillas. Además, estas herramientas pueden acelerar la germinación. En climas cálidos, usar un paño de sombra o una cubierta de hilera flotante puede enfriar el suelo y acelerar la germinación al tiempo que hace que las camas parezcan ocupadas.

- Use dispositivos decorativos

Puede poner una punta de arcilla en una botella de vino y usarla para regar espacios recién sembrados o trasplantes. La botella no solo marca la ubicación de sus plántulas, sino que también agrega interés visual hasta que las plantas crezcan.

También puede mantener una colección de molinetes para usar para marcar las plántulas y evitar que las aves se precipiten y coman sus semillas o roben sus brotes de frijoles.

Saborea el sabor

Aunque enfatizamos la belleza y nos desafiamos a nosotros mismos como jardineros en el cultivo de una maceta, todavía se trata de la deliciosa comida. Potager, después de todo, es solo una elegante forma francesa de decir "huerto". Por lo tanto, recuerde cosechar y disfrutar de lo que cultiva, así como disfrutar de su cultivo.

Si desea cosechar todas sus remolachas a la vez para cocinar un gran lote de borscht para su familia, ¡hágalo! Además, siempre puedes tirar una cosecha rápida de rábano "Desayuno francés" en el suelo para ocupar tu cama de remolacha hasta que puedas plantarla adecuadamente.

Es maravilloso cultivar tu jardín de macetas, tu comida y tus habilidades, ¡todo a la vez!