Fertilizing Plants 101: todo lo que necesita saber para hacerlo bien

¿Sabías que fertilizar tus plantas es fascinante? La mayoría de los jardineros no.

De hecho, la mayoría de los jardineros no saben cómo fertilizar su jardín adecuadamente. Lo admito. En mis primeros años de jardinería, fertilizaba cuando tenía ganas o si tenía ganas.

Más allá de eso, mi jardín estaba solo.

Sin embargo, desde entonces aprendí que fertilizar es algo que todo jardín necesita. El suelo de su jardín, los nutrientes que lo llenan y la aplicación adecuada de fertilizantes pueden marcar la diferencia en su cosecha.

Es por eso que voy a contactarte.

¿Qué nutrientes necesitan las plantas?

Las plantas requieren nutrientes específicos del suelo. El problema es que cuando planta cada año, las plantas extraerán esos nutrientes del suelo y no se repondrán mágicamente.

Por lo tanto, es importante fertilizar sus plantas, para asegurarse de que obtengan los nutrientes que las plantas anteriores ya podrían haber tomado de su suelo.

Además, es importante fertilizar las plantas mientras reconstruye su suelo. Permitirá que las plantas puedan extraer naturalmente lo que necesitan del suelo sin aditivos.

Aquí están los nutrientes que las plantas necesitan:

1. Nitrógeno

El nitrógeno es naturalmente escaso en la naturaleza. Todas las plantas lo necesitan y, a lo largo de los años, las plantas han aprendido a extraer todo lo posible del suelo para asegurarse de que tienen suficiente para sobrevivir.

Sin embargo, al observar cuán vital es el nitrógeno, comprenderá por qué. Ayuda a las plantas a producir proteínas, lo que les ayuda a crear nuevos tejidos y seguir construyendo, y es vital para su supervivencia.

2. Fósforo

Este nutriente es esencial para las plantas porque es lo que necesitan para producir sistemas de raíces confiables. El fósforo es lo que alienta a sus raíces a crecer.

Además, ayuda a las plantas a producir brotes, flores y flores para producir fruta. También ayuda a la planta a crear semillas saludables para más hijos.

3. Potasio

Hemos escuchado que los carbohidratos son malos. Para las plantas, no lo son. Las plantas necesitan carbohidratos para alimentarse.

Bueno, el potasio les permite producir carbohidratos. También ayuda a la planta a volverse resistente a las enfermedades, lo que fomenta una vida saludable.

4. Calcio

Las plantas no necesitan que se agregue mucho calcio al suelo, pero deberá asegurarse de que haya suficiente.

La razón es que el calcio es lo que ayuda a unir el suelo. El calcio mejorará las condiciones del suelo y le dará a la planta una oportunidad más fácil de sobrevivir.

5. Magnesio

Si has superado alguna clase de ciencias, has oído hablar de la fotosíntesis. Es el proceso que usan las plantas para producir sus alimentos.

La fuente de la comida es el sol. Las plantas necesitan magnesio para procesar la luz solar para alimentarse. Sin ella, no sobrevivirán.

6. Azufre

Las plantas necesitan proteínas para construirse y reconstruirse si se daña. El azufre es una parte vital de las proteínas.

Sin azufre, una planta podría tener dificultades para producir proteínas que podrían ser la caída de la planta por completo.

Cada uno de estos nutrientes se puede colocar en su suelo utilizando diferentes variedades de fertilizantes, que discutiremos más adelante.

Sin embargo, es importante saber qué necesita su planta, qué podría faltar, y asegúrese de construir esos nutrientes nuevamente en su suelo o aplicarlos directamente a su planta.

Si no, podría perder su cosecha por completo.

Los diferentes 'alimentadores'

Las diferentes variedades de plantas requieren diferentes cantidades de fertilizante para ser productores felices. Los términos son: las plantas pueden ser un alimentador pesado, un alimentador moderado o un alimentador ligero.

Es esencial saber qué tipo de alimentador es cada una de sus plantas para asegurarse de fertilizar en consecuencia.

Alimentadores pesados

a través de bonnieplants.com

Los comederos pesados ​​son como su nombre lo indica. Requieren una cantidad significativa de nutrientes para producir de manera eficiente.

Debe aplicar fertilizante a medida que planta los cultivos y nuevamente más tarde en la temporada de crecimiento. También podría usar un fertilizante líquido de acción rápida en ocasiones.

Las plantas que son alimentadores pesados ​​son:

  • Brócoli
  • coles de Bruselas
  • Repollo
  • Cantalupo
  • Coliflor
  • Maíz
  • Pepinos
  • Berenjena
  • col rizada
  • Colinabo
  • Cebollas
  • Pimientos
  • Ruibarbo
  • Squash
  • Tomates
  • Sandía

Alimentadores moderados

a través de southernexposure.com

Las plantas que se consideran alimentadores moderados reaccionan mejor a los fertilizantes líquidos de acción rápida que cualquier otro tipo.

Sin embargo, parece que les gusta que se les aplique mulch porque ayuda a que el suelo drene mejor. El acolchado les permite extraer los nutrientes que necesitan del suelo según sea necesario.

Las plantas que son alimentadores moderados son:

  • Remolacha
  • Zanahorias
  • Okra
  • Frijoles
  • Patatas
  • Patatas dulces

Alimentadores de luz

a través de jungseed.com

Los comederos ligeros no requieren mucha fertilización. En cambio, agregue una cantidad menor de fertilizante cuando esté plantando el cultivo.

Más allá de eso, se cuidan a sí mismos. Las plantas que alimentan la luz son:

  • Frijoles
  • Hojas de mostaza
  • Chícharos
  • Nabos

Comprender qué tipo de alimentador son sus plantas le permitirá saber qué necesitan durante la siembra y cuánta atención necesita prestarles durante la temporada de crecimiento en cuanto a la aplicación de más nutrientes.

Tipos de fertilizantes y sus usos

Existen muchos tipos diferentes de fertilizantes. Hay algunos que son más comunes que otros, y es importante saber cómo utilizar las opciones más comunes.

Sin embargo, debe comprender por adelantado, la fertilización es un equilibrio. Si no alimenta su jardín lo suficiente, podría terminar con plantas débiles.

Pero si fertiliza su jardín con demasiada frecuencia, terminará con una gran cantidad de follaje en sus plantas y una cosecha mínima.

Algunos tipos comunes de fertilizantes:

  • Estiércol
  • Compost
  • Fertilizante liquido
  • Fertilizante granular
  • Fertilizante en polvo

1. Fertilizante seco

Cuando use un fertilizante seco, querrá usarlo en plantas que ya están establecidas. El fertilizante seco es una buena opción si le está dando a sus comederos pesados ​​la segunda alimentación más adelante en la temporada de crecimiento.

2. Fertilizantes de liberación lenta

La mayoría de los fertilizantes de liberación lenta son fertilizantes sintéticos especiales o fertilizantes orgánicos. Están destinados a alimentar sus cultivos durante un período. Los fertilizantes de liberación lenta son una buena opción para las plantas sanas a largo plazo, pero no para las plantas en peligro.

3. Fertilizantes líquidos

Estos fertilizantes son de acción rápida. Son una excelente opción para las plantas en peligro y que necesitan un impulso. Si compra un fertilizante especial con alto contenido de potasa, también podría aumentar su cosecha.

4. Estiércol

Cuando aplica estiércol a su suelo, le ayuda a retener la humedad. También agregará nutrientes a su suelo. El estiércol es un excelente fertilizante para agregar a su suelo en el otoño para darle tiempo a descomponerse y construir su suelo.

También es bueno agregar a su suelo después de plantar. Puede aplicar de dos a tres pulgadas de estiércol alrededor de sus plantas como un tipo de mantillo.

Fertilizantes orgánicos versus artificiales

Los fertilizantes pueden ser elementos que encuentras naturalmente en la naturaleza, o puedes comprar productos químicos hechos por el hombre. Cada uno tiene sus pros y sus contras. Es esencial comprender cuáles son porque ambos fertilizantes pueden ser útiles y ambos tienen sus desventajas.

Aquí está lo que necesitas saber:

1. Fertilizantes orgánicos

Los fertilizantes orgánicos son elementos tales como compost, estiércol, harina de sangre, harina de huesos y harina de semillas de algodón que se pueden cultivar o comprar. Se pueden aplicar a sus cultivos y darles un impulso natural.

Sin embargo, debes ser consciente; Los fertilizantes orgánicos pueden ser útiles. Sin embargo, también tienen sus defectos. Las ventajas de usar fertilizantes orgánicos son:

  • Los fertilizantes orgánicos no son solubles en agua. Por lo tanto, se liberan lentamente a la planta.
  • Mejora la estructura del suelo.
  • Los fertilizantes orgánicos se pueden cultivar o cultivar, lo que podría hacerlos baratos o gratuitos.
  • El estiércol y el compost son fáciles de encontrar en la mayoría de las áreas, lo que hace que los fertilizantes orgánicos sean fácilmente accesibles.

Los contras de los fertilizantes orgánicos son:

  • Los artículos que usa para fertilizar orgánicamente son con frecuencia voluminosos, lo que los hace difíciles de transportar, almacenar o distribuir.
  • Debido a que los fertilizantes orgánicos se alimentan lentamente, podrían ser ineficaces cuando se trata de plantas en peligro.
  • Dado que los fertilizantes orgánicos generalmente no se empaquetan y no se fabrican, los componentes podrían ser diferentes para cada lote. Esto podría dificultar saber cuánto aplicar a su jardín.

2. Fertilizantes sintéticos

Los fertilizantes sintéticos son fertilizantes de origen químico hechos por el hombre. Debido a que se fabrican, son solubles en agua, lo que hace que se liberen rápidamente.

Al igual que los fertilizantes orgánicos, los fertilizantes sintéticos tienen sus ventajas y desventajas. Estas son las ventajas de usar fertilizantes sintéticos:

  • Menos costoso
  • De fácil acceso
  • Un lanzamiento rápido que los hace trabajar rápido

Las desventajas de usar fertilizantes sintéticos son:

  • No agregue nada a su suelo
  • Malo para el medio ambiente debido a los métodos de producción y al potencial de contaminar los suministros de agua.
  • Podría quemar sus plantas debido a lo rápido que funcionan

Cómo aplicar fertilizante a su jardín

Ahora que conoce los diferentes tipos de fertilizantes, sus propósitos, pros y contras, y qué diferentes plantas necesitan del suelo, está listo para hablar sobre los diferentes métodos para aplicar fertilizantes a su jardín.

Esto es lo que necesita saber para fertilizar bien su jardín:

1. Los números importan

Al elegir un fertilizante de una tienda, elija una opción bien equilibrada. Verá fertilizante etiquetado 5-5-5 o 10-10-10.

¿Pero qué significan los números? Las figuras no solo muestran que el fertilizante está equilibrado, sino que están equilibrados en ingredientes clave.

El primer número le dice cuánto nitrógeno hay en el fertilizante. El segundo número le dice cuánto fosfato hay en el fertilizante. El número final le informa sobre la cantidad de potasa.

Es importante saber qué está comprando y qué significan los números para comprar lo que es mejor para sus necesidades específicas de jardinería.

2. Alimentar a las raíces

Puede alimentar las raíces de sus plantas aplicando estiércol y compost durante la siembra y antes de la temporada de crecimiento para acumular los nutrientes en su suelo.

Además, cuando sus plantas están bien establecidas, puede agregar fertilizante a la base de las plantas para agregar los nutrientes necesarios a las plantas.

3. Alimentar el follaje

Es esencial asegurarse de alimentar el follaje de sus plantas también. Las plantas pueden absorber entre ocho y veinte veces más nutrientes a través de su follaje que a través de las raíces. Es por eso que es una buena idea aplicar fertilizante líquido a sus plantas de vez en cuando.

Además, el fertilizante líquido puede aumentar su cosecha drásticamente, si se aplica en los momentos correctos. Es una buena idea rociar sus plantas durante el trasplante, cuando florecen y después de que comienzan a aparecer los primeros frutos.

Sin embargo, consulte la lista de qué tipo de alimentador es la planta porque es posible que no necesite fertilizar tanto para algunas variedades.

4. Revise su suelo y pH

Finalmente, debe verificar su suelo y determinar si hay alguna deficiencia. Si es así, deberá agregar un fertilizante equilibrado y cualquier nutriente en el que el suelo sea deficiente.

Además, verifique el pH del suelo porque si el suelo no está equilibrado, la planta no podrá absorber nutrientes.

La mayoría de las plantas prefieren un equilibrio de pH de 6.0-7.0.

Bueno, ahora estás completamente informado sobre la fertilización de tus plantas. Si alimentas a tus plantas en los momentos clave, deberías estar bien.

Sin embargo, si sus plantas comienzan a verse llorosas, podría ser una señal de que necesitan nutrientes. Las plantas tienen una manera de avisarle cuando las necesita.

Pero me gustaría saber de ti. ¿Cuál es tu tipo favorito de fertilizante? ¿Cuál es su método de aplicación preferido? ¿Tienes algún secreto para 'mantener el equilibrio' de la fertilización en tu jardín?

Nos encantaría saber de usted. Déjanos tu opinión en la sección de comentarios a continuación.