43 deliciosas recetas de papas para darle sabor a tus papas

Las papas son mi cosa favorita absoluta en el mundo. Te reto a que encuentres una comida que sea más versátil. Desde sopas hasta guarniciones, desde papas fritas hasta queso, las papas pueden hacerlo todo, y tienen un sabor increíble en cualquier forma o forma.

También son increíblemente fáciles de cultivar. Crecerán prácticamente en cualquier lugar, y una planta te seguirá cosechando año tras año.

Entonces, ya sea que esté buscando una comida completa o un sabroso acompañamiento para un plato, las papas están allí para ayudarlo, y las posibilidades son extremadamente infinitas.

Recetas de papas deliciosas

1. Gratinado de papa y puerro

Este gratinado de papa y puerro sería perfecto para servir durante la temporada festiva cuando se cocina para muchas personas.

Seguramente complacerá a la multitud, y con la receta libre de problemas y los sabores no demasiado fuertes, iría bien con todo lo que desee.

2. Sopa de papa y calabaza

La sopa es uno de mis platos favoritos de invierno de todos los tiempos, ya sea para relajarme o para meterme en un matraz para un poco de calor.

Me encanta la apariencia de esta sopa de papa y calabaza, con su color naranja brillante y sabores otoñales. Tengo la sensación de que este podría ser mi nuevo favorito para este año.

3. Tortilla de patata española

Las tortillas en sí mismas son bastante fantásticas, pero cuando las papas se agregan a la mezcla en esta receta española de tortillas de papa, se elevan al siguiente nivel.

Esto sería perfecto para un desayuno o almuerzo, o incluso como guarnición.

4. Queso, puerro y papa pide

Nunca antes había oído hablar de un pedido, pero después de ver esta receta, estoy desesperado por probarlo.

El puerro y la papa son una combinación clásica de sabores que solo puede mejorarse con el queso único, por lo que este queso, puerro y patata pide suena como una sensación de sabor.

5. Fondant de papa

La papa fondant siempre suena como un verdadero lujo, pero esta receta los hace simples, y ahora puedes lograr fácilmente esa sensación de un restaurante elegante en tu propia casa.

En una nota aún mejor, irían bien combinados con cualquier plato de carne o pescado.

6. Rosas de piel de papa cargadas

Esta es una de las pocas situaciones en la vida en las que creo que me costaría mucho comer papas. Estas rosas de piel de papa se ven demasiado bonitas para destruirlas.

Estos se verían tan impresionantes en una cena, y las cuentas de redes sociales de sus invitados se inundarían con su trabajo.

7. Puré de papas con queso y tocino

Cualquier cosa cubierta con queso y tocino instantáneamente hará que la boca se haga agua, y no tengo dudas de que estas papas rotas harían exactamente eso.

Tengo que ser honesto, no estoy seguro de cuál es el efecto de romper las papas en ellas, pero eso me da una razón aún más para probarlas.

8. Papa al horno

Clásico. Las papas al horno son una comida segura a cualquier hora del día, en cualquier época del año. Hay tantas opciones de coberturas que probablemente sería más fácil enumerar las cosas con las que no podría recargarlas.

Esta receta afirma ser la perfecta, pero realmente es bastante difícil equivocarse con ellas.

9. Bacalao envuelto en patata en espiral

La espiralización es un carro de tendencia en el que aún no me he subido, pero siguiendo el aspecto de este bacalao envuelto en papa en espiral, eso definitivamente va a cambiar en un futuro muy cercano.

El pescado y las papas son dos de mis cosas favoritas, y parece una forma muy divertida de comerlas juntas.

10. papas fritas rizadas

Las papas fritas solían ser lo mejor cuando era más joven. Si tu mamá los sirvió un viernes por la noche con algunas pepitas de pollo procesadas, sabías que habías hecho algo bueno esa semana.

Estas son una alternativa divertida a las papas fritas normales, y su delgadez incluso las convertiría en un excelente refrigerio.

11. Papas a la parmesana

Hay tan pocos ingredientes involucrados en la fabricación de estas papas con costra de parmesano que serían fáciles de preparar como guarnición de último minuto o incluso como almuerzo o merienda.

Me imagino que el cursi cursi afuera da paso al suave y esponjoso interior mientras los muerdes.

12. Patatas asadas con mantequilla de cebolleta y ajo

Estas papas asadas con mantequilla de cebolleta y ajo se ven como una alternativa encantadora a las papas asadas clásicas.

Una de las cosas que más extraño cuando estoy fuera de casa son las cenas asadas de mi padre, y aunque nunca se pueden replicar, tal vez estas me den una pequeña muestra de ellas.

13. Latkes de papa

Nunca antes había escuchado o hecho latkes de papa, pero se ven deliciosos y fáciles de hacer.

Me encanta que esta receta brinde algunos ejemplos de coberturas que combinan bien con los latkes y, por supuesto, puedes desarrollarlos y crear los tuyos propios.

14. Cheesy Mini Papas Gratinadas

Si me pidieras que describiera mi refrigerio ideal, probablemente describiría algo extremadamente similar a estas pequeñas pilas de gratinado de papa con queso.

Cada ingrediente pertenece al siguiente, desde el queso hasta la crema y la papa, y este año definitivamente los serviré como bocadillo festivo.

15. Patatas crujientes dos veces cocidas con pimentón de mayo

Todo lo que tenga sabores de inspiración española me da un visto bueno instantáneo, y estas papas con mayonesa de pimentón ciertamente coinciden con eso.

Las papas combinan muy bien con la mayonesa, y la adición del pimentón le da un toque extra a toda la combinación de sabores.

16. Tater Tots caseros

Todos están de acuerdo en que no puedes vencer a un buen tater tot y qué mejor manera de lograr lo mejor que hacerlo tú mismo.

Son más fáciles de hacer de lo que piensas, y de esta manera puedes estar perfectamente seguro de exactamente lo que estás poniendo en la boca de tus hijos.

17. papas fritas más crujientes

Nunca he intentado hacer mis propias papas fritas simplemente porque me pareció inalcanzable, pero esta receta para las papas fritas más crujientes me ha hecho cambiar de opinión.

Esta receta deja las opciones de sabor completamente tuya, por lo que puedes optar por una sal clásica o cambiarla por algo como pimentón o vinagre de malta.

18. Pastel de papa crujiente

La parte de una cena de asado de cerdo que siempre desaparece primero en mi familia es siempre el chisporroteo, por lo que sé con certeza que este pastel de papa con chispas sería una delicia.

Por supuesto, si la carne no es lo tuyo, puedes omitir el crujido y tener un delicioso plato de pastel de papa.

19. Gratinado de verduras de invierno

Este gratinado de verduras se ve como el perfecto caluroso de invierno, con su burbujeante queso y pan rallado encima de capas sobre capas de papa y vegetales.

Una cena fácil de lunes a viernes para preparar a corto plazo, que seguramente satisfará las panzas ruidosas.

20. Papas crujientes con tocino y queso

El aspecto rústico de estas papas con tocino y queso es una de las cosas que me encantan.

El largo y lento horneado le brinda ese contraste entre las esquinas crujientes y los mullidos medios, una delicia absoluta para comer.

21. Queso, cebolla y papas fritas

Las empanadas son algo muy conveniente para hacer, ya que sirven como un almuerzo o merienda perfecta, caliente o fría.

Para aquellos de ustedes que no saben, una empanada está un poco doblada sobre un bolsillo de pastelería lleno de bondad. Si nunca ha probado uno, estos quesos, cebollas y papas serían el lugar perfecto para comenzar.

22. sopa de papa y puerro

Incluso el sonido de la sopa de papa y puerro calienta todo mi cuerpo.

Este es un clásico, siento que muchas personas tienen sus propias recetas y variaciones en la receta, pero personalmente me encanta esta por su cremosidad y su completo sabor.

23. ensalada de papa

La ensalada de papa no necesariamente viene a la mente al preparar platos en los meses más fríos, pero le ruego que difiera esa idea.

Para los días de las sobras que siguen a las grandes comidas festivas, la ensalada de papa no solo es deliciosa sino también fácil de servir como acompañamiento. La receta es muy fácil de adaptar a sus propias preferencias y a las de sus invitados.

24. pizza de papa

Confía en mí, no lo golpees hasta que lo pruebes. Pizza de papa, es una obra maestra de carbohidratos sobre carbohidratos.

La primera vez que abrí una caja de pizza y vi papas adentro, estaba en Francia y confundida, pero puedo decir con confianza que nunca he mirado hacia atrás desde entonces.

25. Papas envueltas en tocino con salsa de miel

Estas papas envueltas en tocino con salsa de miel literalmente me hacen babear, y me sorprendería mucho si no lo haces también.

El tocino salado con esa dulce miel envuelta alrededor de la papa todopoderosa, ¿necesito decir más?

26. hamburguesas de piel de papa

Imagine que sirve una variedad de hamburguesas de piel de papa en una fiesta navideña. Tus invitados se volverían absolutamente locos.

Estoy desesperado por probarlos, son una idea tan innovadora, y me encanta el hecho de que podría agregar sus propios ingredientes y salsas de hamburguesas favoritas para darles un toque personal.

27. papas fritas

La forma de papa favorita de muchas personas es la papa frita, y no es difícil entender por qué.

Cada persona tiene su propia idea de las papas fritas perfectas, la mía está justo en el medio entre gruesa y delgada, crujiente por fuera con un interior esponjoso y cubierta con una gran cantidad de ketchup.

28. Cazuela de papa al horno cargada

Esta cacerola de papa al horno cargada parece un cuenco de algo en lo que me encantaría sumergirme de cabeza.

Ciertamente no le ahorra calorías, pero dudo que ese pensamiento incluso se le pase por la cabeza mientras disfruta de esta abundante comida.

29. Curry de patata vegana picante (Dum Aloo)

Recientemente, realmente me he estado metiendo en curry sin carne, así que cuando me topé con este curry de papa picante supe que quería probarlo.

También puede experimentar con esta receta, agregando otras verduras de raíz como la calabaza o la calabaza.

30. Ñoquis de patata

Los ñoquis de patata son una excelente alternativa a las papas o pastas normales cuando quieres cambiar un poco.

Esta receta mezcla los ñoquis con mantequilla y queso simples, pero hay infinitas formas de condimentar los ñoquis, desde salsas de tomate hasta pesto.

31. Patatas asadas crujientes

Las papas en cualquier forma son un ganador para mí, pero las papas asadas están a la altura de mis favoritos.

Me encantaría comerlos en cualquier época del año, pero en los meses más fríos con un gran asado del domingo, ahogado en salsa, son mi idea de probar el cielo.

32. papas ahumadas

No puedo decir que la papa ahumada sea un concepto del que haya oído hablar alguna vez, pero tampoco es algo en lo que esté en contra de probarlo.

Me imagino que el sabor ahumado agregaría algo a las papas, y la cocción lenta lograría ese humo dentro que a todos les encanta.

33. Puré de papas con queso

Mi infancia consistió en que mi madre le dijo a mi abuela sobre la cantidad de crema y queso que se apilaría en nuestro puré de papa. Me encantó y tenía ganas de ir a su casa solo por ese puré celestial.

Ahora que cocino para mí, comenzaré a hacer puré de papas con queso todas las noches, y mi madre no podrá detenerme.

34. bollos de patata

Este me lleva de regreso a Escocia.

Los bollos de papa son una parte esencial de un desayuno escocés completo, ya sea en un panecillo suave con salchichas o cubiertos con frijoles y huevos horneados. Me desconcierta que todavía no sean mundialmente famosos porque una vez que los hayas probado, no recordarás tu vida sin ellos.

35. Papas Hasselback cargadas

Recuerdo la primera vez que vi una papa Hasselback en el mundo de Pinterest y estaba desesperada por probarla yo mismo. Estoy orgulloso de decir que resultó bastante bueno.

Me gusta esta receta específica con su queso rezumando entre cada capa y esa crema agria que actúa como refrigerante en la parte superior.

36. gajos de papa con ajo

Estas gajos de papa de ajo son un lado fácil pero aún sabroso para cualquier comida entre semana.

Las cuñas, en general, son geniales porque son una alternativa a las papas fritas, que son más difíciles de cortar, o papas hervidas, y todo lo que necesita hacer es cortarlas y tajarlas en el horno.

37. Dauphinoise de papa

Cuando esté en un restaurante, pediré casi cualquier cosa si se sirve con dauphinoise de papa. Me encanta

Esta receta parece mucho más fácil de lo que esperaba, por lo que definitivamente voy a comenzar a hacerlos yo mismo en casa para poder diversificarme un poco cuando esté en un restaurante en el futuro.

38. Mitades de papa con salmón ahumado y eneldo

Siempre estoy buscando nuevas ideas de aperitivos en esta época del año, y realmente me gusta el aspecto de estas mitades de papa con salmón ahumado y eneldo.

El salmón ahumado generalmente se usa en aperitivos más elegantes, por lo que me encanta el hecho de que esta receta haya tomado eso y lo haya hecho más adecuado para una reunión menos exclusiva.

39. Patatas Bravas

Las tapas españolas son una de mis cosas favoritas para comer, y las patatas bravas son uno de mis platos favoritos. No hay sorpresas allí.

Esta receta parece fácil de replicar, y estoy muy entusiasmado con la idea de transportarme de regreso a las vacaciones en la costa española en mi propia cocina.

40. Hash Browns

Los hash browns son un placer para la multitud los domingos por la mañana, especialmente servidos con todos los adornos y un buen exprimido de ketchup.

Para agregar su propio giro a esta receta, puede agregar algunas piezas de queso rallado o tocino a la mezcla.

41. pieles de patata

Como almuerzo, aperitivo o merienda, las pieles de papa siempre tienen un sabor increíble.

Por supuesto, puedes llenarlos hasta el borde con lo que quieras, pero me encanta que esta receta en particular te dé no una, sino cuatro ideas diferentes. Estamos absolutamente mimados para elegir.

42. pastel de pastor

La mejor comida reconfortante, realmente no puedes equivocarte con un buen pastel de pastor. Esa capa de puré crujiente en la parte superior solo lo hace, y por supuesto el queso derretido opcional.

Solo como un consejo, el pastel de pastor es una excelente manera de hacer que los niños coman sus verduras sin saberlo, sé que sin duda funcionó en mí cuando era pequeño.

43. Croquetas de tocino y queso

Estas pequeñas croquetas de tocino y queso son tan dulces y tienen el tamaño perfecto para entrar en tu boca.

Me encanta comerlos con una salsa de crema agria para suavizar los ricos sabores del tocino y el queso.

Conclusión

Entonces, ahora que espero que esté tan obsesionado con las papas como yo, apuesto a que no puede esperar para entrar a la cocina y probar algunas de estas nuevas ideas de recetas. Sé que no puedo. Ya sea que le gusten sus papas cubiertas con tocino y queso, envueltas alrededor de un trozo de pescado o como la deliciosa base de una sopa, realmente hay muchas cosas diferentes que puede hacer con ellas.

Las recetas que estoy más desesperado por probar son definitivamente la cazuela de papa al horno cargada, la sopa otoñal de papa y calabaza y mis patatas bravas favoritas.

¿Cuáles son tus recetas favoritas para hacer con papas? ¿Hay alguna receta en nuestra lista de la que no haya oído hablar antes y que ahora se muera por probar?